París, el centro de todo en Francia



Imagina que estás caminando por el río Sena, disfrutando de la apacible vista de las embarcaciones flotando por ahí ... Entonces miras al otro lado y ves los automóviles y los peatones pasando ... Bienvenido París, la capital de Francia, una ciudad de contradicciones, el centro de la vida empresarial del país.

París empezó a crecer como asentamiento hace más de 2000 años. Su ubicación, justo en el río Sena, ayudó a que la ciudad se desarrollara enormemente como el centro del comercio a través de los siglos siguientes. También fue el lugar de residencia favorito de muchos dirigentes del país. Hoy en día, París es la capital de Francia. Es por tanto el centro del poder político y de la vida empresarial. Muchos científicos, economistas, artistas y sus aprendices han estudiado o vivido aquí. Ser el lugar preferido de muchas personalidades famosas ha hecho que París sea una prestigiosa ciudad en la cual vivir, trabajar y posiblemente buscar poder y fortuna.

Personas de todas las profesiones pueblan esta ciudad capital; las hermosas zonas residenciales contrastan con los rascacielos y suburbios. Los más acaudalados pueden costear terrenos y mansiones. Existen muchos Château en y alrededor de la ciudad. Otros habitantes menos afortunados en el otro extremo de la escala, no tienen otra opción que vivir en un departamento de una sola habitación en un edificio gris y abandonado. Algunas áreas tienen gran concentración de minorías étnicas y se han convertido en verdaderos guetos. Aunque hay una sensación real de pertenecer a París, las personas de diferentes clases rara vez se mezclan a pesar de la muy citada frase "Liberté, égalité, fraternité".

La vida en París se centra principalmente alrededor del trabajo y el hogar. Al trabajar el París, trasladarse al trabajo y de regreso puede ser a menudo un viaje largo. Los empleos a veces son agotadores, y la gente no pasa mucho tiempo en casa además del que pasa durmiendo. Como resultado, algunos suburbios son llamados “dormitorios”. Los parisinos que pueden costearlo, tienen un pequeño lugar en la ciudad en donde permanecer durante la semana y una agradable casa en las afueras para los fines de semana. La mayoría de los trabajadores de París tienden a ser oficinistas y trabajadores de servicios, ya que las grandes compañías tienen sus oficinas centrales ahí. Sin embargo, también hay todavía industrias tradicionales presentes, y una porción significativa de la población trabajadora tiene un trabajo conectado con la industria manufacturera. También, París atrae naturalmente a artistas y músicos. Después de todo, algunos todavía la consideran la mejor ciudad para tareas artísticas.

París es una ciudad diversa en cada forma imaginable. Ya sea su población, cultura, negocios, vivienda, paisaje, también hay muchas cosas que aprender y descubrir.